¿CÓMO COMPRAR?

1 Agrega al carrito los productos
Elegí el producto y agregalo tu carrito de compra desde acá.
2 Revisa tu pedido
Una vez que hayas seleccionado todos los productos, seleccioná la opción "Terminar compra" del carrito.
3 Realiza tu pago.
Realiza el pago online y confirmá tu compra.

Si tenés consultas no dudes en escribirnos a info@defrost.com.ar

CONTACTO

Horarios de atención
Lun-Vier 9:00hrs - 18:00hrs
Sáb - 9:00hrs-13:00hrs
email: info@defrost.com.ar
Tel/WhatsApp: +54 911 3009-7358
Domingos sólo por email

Como congelar y conservar huevos en el freezer

Como congelar y conservar huevos en el freezer

Congelar los alimentos es una gran forma de comprar cuando encontramos descuentos y buena calidad y conservarlos para poder utilizarlos en el futuro. La mayoría de los alimentos pueden congelarse sin problemas, pero es importante tener en cuenta que algunos necesitan preparación antes de ser colocados en el freezer.
Huevos enteros (clara más yema):
Los huevos para ser congelados deben ser preparados de la siguiente forma:
• Seleccionar huevos frescos y romperlos por separado en un platillo limpio. Hacerlo por separado es muy importante, donde debemos examinar cada uno, dado que si por alguna razón alguno está en mal estado no corremos el riesgo de tirar todo el conjunto, y solo desecharemos el que no esté fresco. Esto es muy importante siempre que manejemos huevos, aunque no los vayamos a congelar. Es también muy importante que el cascado no se haga en el mismo recipiente en el que vamos colocando uno por uno, para evitar que queden restos de cáscara, cosa desagradable si lo encontramos luego en una comida preparada.

• Luego de que hemos realizado el procedimiento anterior debemos hacer una muy buena mezcla de claras y yemas, pero no muy activa, tratando que no se incorpore aire al batido. Para prevenir que no se produzcan grumos agregar una cucharada sopera de azúcar, o una de jarabe de maíz, o cucharadita de sal por taza de huevos enteros, dependiendo del uso que se vaya a dar, pasar a través de un tamiz o colador para mejorar la uniformidad, separar porciones en bolsitas con cierre hermético o recipientes de aluminio, luego sellar y congelar.
• Otro método para congelar una mezcla de huevo entero es usar cubeteras de hielo. Medir 3 cucharadas soperas de mezcla de huevo en cada compartimiento de una cubetera de hielo. Congelar hasta que estén sólidos, luego retirar los cubitos congelados y empacar en recipientes resistentes la humedad, sellar y congelar. Tres cucharadas de la mezcla de huevo (un cubito) equivalen a un huevo entero.
Solo yemas:
• Siempre comenzamos como en el primer punto, vamos separando claras de yemas por separado, es decir huevo por huevo, por si encontramos alguno en mal estado y no nos estropea todos los que vamos a usar. Separar las claras de las yemas y procedemos como en el caso anterior para prevenir que no se produzcan grumos agregar una cucharada sopera de azúcar, o una de jarabe de maíz, o cucharadita de sal por taza de huevos enteros, dependiendo del uso que se vaya a dar, luego debemos revolverlas suavemente (no batirlas) y pasarlas por un tamiz o colador para asegurarnos la uniformidad de la mezcla, envasamos en bolsas herméticas y congelamos. En este caso una cucharada de la mezcla de yemas equivale a una yema de huevo.

Solo claras:
• Separar claras de yemas como mencionamos anteriormente, luego debemos mezclar (no batir) suavemente las claras y tamizarlas. En este caso no se necesita azúcar ni sal, luego embolsar. En este caso dos cucharadas de la mezcla de claras de huevo equivalen a una clara de huevo.
En todos los casos es muy importante dejar un pequeño espacio de aire de aproximadamente 1 cm. dentro de la bolsa para que se produzca la expansión al congelarse.
ES ADEMAS MUY IMPORTANTE QUE UNA VEZ DESCONGELADOS LO USEMOS EN EL DÍA Y LLEGUEMOS A UNA TEMPERATURA DE COCCIÓN ADECUADA PARA ELIMINAR CUALQUIER TIPO DE CONTAMINACIÓN.
Cuando lleguemos al momento de uso es muy importante que el descongelado se produzca dentro de la bolsa, para evitar contaminaciones y no agreguemos calor al proceso para evitar la coagulación. De este modo tendremos una solución de huevo en cualquiera de sus tres versiones lista para usar como en el día en que los congelamos. Para este proceso es ideal la bandeja defrost que produce un descongelamiento acelerado sin agregado de calor.

Productos defrost®

Ingresá a tu cuenta para comprar en defrost

OLVIDÉ MIS DATOS DE ACCESO

ARRIBA