¿CÓMO COMPRAR?

1 Agrega al carrito los productos
Elegí el producto y agregalo tu carrito de compra desde acá.
2 Revisa tu pedido
Una vez que hayas seleccionado todos los productos, seleccioná la opción "Terminar compra" del carrito.
3 Realiza tu pago.
Realiza el pago online y confirmá tu compra.

Si tenés consultas no dudes en escribirnos a info@defrost.com.ar

CONTACTO

Horarios de atención
Lun-Vier 9:00hrs - 18:00hrs
Sáb - 9:00hrs-13:00hrs
email: info@defrost.com.ar
Tel/WhatsApp: +54 911 3009-7358
Domingos sólo por email

Como cocinar un pollo al horno para que quede crocante por afuera y tierno y cocido por dentro

Como cocinar un pollo al horno para que quede crocante por afuera y tierno y cocido por dentro

Como cocinar un pollo para que quede crocante por afuera y tierno y cocido por dentro
Sencillos pasos para cocinar un pollo al horno:

  1. Precalentar el horno a 220-230 °C, es decir, muy caliente, eliminar todas la bandejas y estantes del horno, dejando solo uno en el tercio inferior.

  2. Quitar los menudos que vienen dentro de la carcasa del pollo generalmente envueltos en papel. Estos pueden desecharse, o guardarse para hacer un caldo o una salsa. Luego de descongelado aconsejamos lavar el pollo para arrastrar cualquier contaminante que haya quedado sobre su piel.
     
  3. Luego secar muy bien la parte externa de la piel con papel de cocina inclusive debajo de las alas o patas, tratando de eliminar cualquier tipo de líquido que quede en superficie, esto hará que la piel quede dorada y crocante.


     
  4. Frotar el pollo con aceite de oliva o manteca blanda siendo muy generoso con las cantidades, esto hará que la piel esté crujiente y dorada. Salpimentar.

  5. Colocar los condimentos dentro del pollo, como por ejemplo limones en rodajas, dientes enteros de ajo (enteros para que no se quemen!) y si querés también con ají molido, tomillo, orégano, mostaza y otras hierbas. Esto añade un sabor muy especial al pollo.

     
  6. Atar las patas con un trozo de hilo de cocina.

     
  7. Colocar el pollo, con la pechuga hacia arriba, en la fuente de horno o en una sartén de hierro fundido o cualquier otro recipiente “poco” profundo para hornear, porque si es muy profundo no se llegan a eliminar los vapores y quedará hervido. También se pueden agregar todo tipo de vegetales en los laterales de la fuente o sartén, como papas, cebollas, ajos, zanahorias, etc.



     
  8. Bajar la temperatura a unos el fuego a unos 200°C y cocinar por alrededor de una hora sin tocarlo, debemos tener en cuenta que el tiempo de cocción es de aproximadamente 15 minutos por cada 450 gramos. Lo ideal es llegar a una temperatura interior de unos 75°C.

     
  9. Pero si no tenés termómetro una forma simple de hacerlo es por ejemplo puede insertar un cuchillo en el área entre la pechuga y el muslo, cortando la carne y que los jugos salgan de color claro. Siempre es mejor hacer esta prueba fuera del horno para no quemarse. Además cuando, tanto las patas y muslos como las alas, se muevan libremente también indicaran que el interior está cocido. Si el pollo no está listo, continuá asándolo y revisando cada 10 minutos aproximadamente. Siempre por supuesto el tiempo total de cocción dependerá del tamaño del pollo.

     
  10. Luego de comprobar que está cocido retirarlo del horno y dejarlo reposar por unos 15 minutos para que se estabilicen los jugos y no nos quede seco al trozarlo.


     
  11. Lo ideal es servirlo ya trozado en pechugas, patas ,muslo y alas, y dejar la carcasa del pollo enfriar en heladera para luego sacar los trozos de carne adheridos para usarlos en otras preparaciones como por ejemplo una mayonesa de ave. Te vas a sorprender de la cantidad de carne que podrás usar sacándola de la carcasa.

     
  12. Almacenamiento, las sobras se pueden guardar durante unos 5 días en la heladera o pueden congelarse por hasta 3 meses.

Productos defrost®

Ingresá a tu cuenta para comprar en defrost

OLVIDÉ MIS DATOS DE ACCESO

ARRIBA