¿CÓMO COMPRAR?

1 Agrega al carrito los productos
Elegí el producto y agregalo tu carrito de compra desde acá.
2 Revisa tu pedido
Una vez que hayas seleccionado todos los productos, seleccioná la opción "Terminar compra" del carrito.
3 Realiza tu pago.
Realiza el pago online y confirmá tu compra.

Si tenés consultas no dudes en escribirnos a info@defrost.com.ar

CONTACTO

Horarios de atención
Lun-Vier 9:00hrs - 18:00hrs
Sáb - 9:00hrs-13:00hrs
email: info@defrost.com.ar
Tel/WhatsApp: +54 911 3009-7358
Domingos sólo por email

¿Cómo congelar quesos feteados o laminados?

¿Cómo congelar quesos feteados o laminados?

Con estos sencillos consejos obtendrás un alimento de calidad y disponible para cuando lo necesites. Las láminas de queso normalmente usadas para sándwiches o hamburguesas pueden durar de 3 a 6 meses en el freezer.

Acá van algunos consejos para una mejor conservación:

·       Escoger una variedad de queso semiblando apto para feteado tipo cheddar por ejemplo y fetearlo vos  mismo, o también podés comprar un paquete de queso ya feteado.


·       Si elegís la primera opción utiliza un cuchillo para queso de cocina bien afilado, tratando de que el mismo sea angosto para evitar arrastres y que el queso se pegue a los costados y complique la operación. También podés usar una rebanadora de queso.


·       Si lo vas a hacer vos mismo, asegurate que las láminas tengan el mismo espesor.

·       Si vas a utilizar un queso ya laminado, verificalo antes de congelarlo y si ves algo de moho, no está apto para congelar.



·       Corta cuadrados de separadores de freezer del mismo tamaño de las láminas de queso para que las fetas se mantengan separadas cuando se congelen.

·       Lo ideal es apilar hasta 10 láminas a la vez, alternando un cuadrado de papel cada dos fetas.


·       Coloca la pila de fetas de queso dentro de una fuente para que se congelen en forma plana y luego faciliten la tarea almacenamiento y principalmente la extracción parcial y el descongelado.

·       Una vez congelados colocalos dentro de una bolsa con cierre hermético o un contenedor apto para freezer, siempre etiquetando con el tipo de queso y la fecha en que lo hiciste.ç

·       Coloca en el freezer y dejalo en un lugar visible y accesible para que la familia lo pueda ver y tomar la cantidad que necesite.

·       Al tomar parte de un queso que hayas congelado de su contenedor o bolsa, asegurate de hacerlo con las manos limpias o algún implemento limpio, para evitar que el resto se contamine y volvé a colocar rápidamente el resto en el freezer para que no se pierda la cadena de frío.

Productos defrost®

Ingresá a tu cuenta para comprar en defrost

OLVIDÉ MIS DATOS DE ACCESO

ARRIBA